El Gobierno adapta las medidas de higiene de la producción primaria para facilitar la rentabilidad de pequeños productores